domingo, 23 de abril de 2017

"Destino"



Hola, cuanto tiempo... yo aqui reportandome despues de casi dos años creo.. realemte no se cuanto tiempo ha pasado, valla quiza nadie ya pase por aqui pero aun asi, quiero seguir escribiendo y dejando mis letras en una historia, que ha pesar de que me ha costado mucho escribir me ha nacido esta inspiración, he dejado un poco el mundo de los fics pero por custiones personales, y ahora que he tenido un poco de tiempo vengo a publicar algo, espero os guste... si es asi podrian hacermelo saber seria muy feliz, un saludo a todas aquellas personitas que un dia me cometaron... gracias por todo, las extraño y espero regresar pronto, sin decir mas, nos vemos pronto. :3



“Destino”



Título: “Destino”
Pareja: Yamajima
Género: Yaoi, Romance, Shojo
Autora: Sakura
Extensión: Twoshot




La vida me preparo una jugada que nunca imagine…




Aquel día era frio, estaba por comenzar invierno pronto nevaría, era tan emocionante pensar en ello, lucia como un niño pequeño al sentir tal sentimiento, pero quería sentir la nieve derretirse entre mis manos que solo deseaba que ese momento llegara cada año.

Caminaba de regreso a casa sintiendo esa felicidad irradiar dentro de mi ser, había algo en mi interior que me decía que algo fantástico sucedería aquel día, tal vez lo confundía con el hecho de que sería la primer nevada de ese año, realmente no sabía que pasaba conmigo, solo que brincaba de felicidad.

Hasta que de pronto lo vi, un chico como de mi edad, lucia como de unos 15 años, un poco más bajo que yo, con sus mejillas redonditas y rojizas tal vez por el frio, traía consigo una bufanda roja, un abrigo café y unos guantes que traían sus manos, era lindo… demasiado lindo.-

Negué rápidamente, pero que sucedía conmigo, yo era chico y el también, sin en cambio algo dentro de mi palpito con fuerza al sentir la mirada de ese pequeño, y sin esperarlo me regalo una sonrisa.

-que sonrisa tan hermosa…-susurre sin pensar.

Me quede paralizado por un momento hasta que sentí algo helado caer en mi mejilla, levante la vista topándome con que estaba nevando, sonreí torpemente regresando mi mirar al frente, y grande fue mi sorpresa al notar que aquel chico se había ido, corrí rápidamente buscándolo y no lo vi, tanto me había perdido, fueron tan solo segundos y él había desaparecido.





Han pasado 5 años desde aquel acontecimiento, ahora tengo 20 años y sigo recordando aquel bello y dulce rostro, había causado tanta inquietud en mí que lo he buscado por casi todo Tokio y no he obtenido nada, muchos llamaría a esto obsesión por un completo desconocido que solo vi una sola vez, y no solo eso, sino que también solo fueron segundos, sin en cambio para mí se volvió mi rutina el pensar en él, en saber aunque sea su nombre-

-¿algún día te volveré a ver?-se preguntó mirando al cielo, imaginando el rostro de aquel desconocido chico, sus pensamientos vagaban una y otra vez con el mismo tema, hasta de que pronto sintió un golpe aterrizar sobre su cabeza.

-ite!!!-grito levantándose de golpe, mirando al causante de su dolor.-

-porque no entraste a clases jirafa!!!!!! ¿Eh?-refunfuño aquel pequeño, que más que humano parecía duende por la estatura que tenía.-

-soy Yuto! No jirafa!, entendiste tapón de cerveza!-gruño Yuto mirando mal al pequeño-y yo soy Chinen! Palillo de escoba!-le saco la lengua al alto, quien solo se acomodó bien su uniforme.

-el respeto se gana enano!-aclaro Yuto con una voz tranquila, chinen solo sonrió-lo mismo digo jirafa!-Yuto solo ignoro aquellas palabras, sabía que cuando chinen se ponía así, era mejor no hacerle caso, y darle por su “parte”.

-¿Qué quieres?, ¿para qué me vienes a molestar?-hablo Yuto, Chinen solo lo miro y sonrió.
-porque se me da la gana, el que no estés en el salón me aburre demasiado, no tengo a quien molestar y eso es irritante.-

Yuto solo suspiro y camino hacia la salida de la azotea.

-pues que triste, ya comienza a buscar algo con que entretenerte, porque yo pienso emigrar hacia otro continente.

-¿eh? ¿Pero porque?-

La preocupación de chinen se hizo notar rápidamente, Yuto solo sonrió para sí mismo, le haría una broma a Yuri por siempre molestarlo, pues sabía que de alguna u otra manera era importante en la vida del menor.

-porque mis padres irán a trabajar al extranjero así que me iré con ellos.

-pero ¿porque?, yo creo que tu deberías de quedarte.-

Yuto solo sonrió por lo bajo y negó sin voltear hacia chinen.

-pues no creo, siento que al marcharme encontrare mejores posibilidades de saber qué es lo que realmente deseo estudiar.-Chinen se acercó a Yuto y lo tomo girándolo al momento que lo jalaba de su corbata, juntado su rostro al del menor.

-mira jirafa! Ni te atrevas a irte o te juro que te iré a buscar aunque sea hasta el fin del mundo y te traeré aquí aunque sea arrastrándote de los cabellos, tu eres mi amigo y no me puedes abandonar! ¿Me entendiste?-la voz de chinen hizo temblar al alto, porque aunque fuera pequeño y luciera tierno, daba más miedo que un asesino en serie.-

-ya, ya tranquilo solo bromeaba, tampoco era para que te pusieras así, no pensé que me querrías tanto!-se soltó Yuto acomodando su corbata.-pareces peor que mi esposa y eso que ni novia tengo!, contigo me basta y me sobra!-bufo Yuto mirando mal a chinen, quien solo reía por la expresión de Yuto.-

-pues nadie tiene derecho a ser tu novia hasta que tenga que aceptarla yo, aquí el único que tiene derecho hacerte sentir mal, a humillarte,  molestarte, a decirte de groserías, soy yo, nadie tiene ese derecho!! ¿Me entendiste?-amenazo chinen a Yuto quien se quedó asombrado por las palabras del pequeño-y al que se atreva hacerte algo, amanecerá solo su cuerpo escondido tras un bote de basura!-definitivamente esa criatura diminuta llamada chinen le daba más miedo que cualquier asesinó.

-me das miedo enano!-hablo Yuto saliendo del asombró, chinen solo mostro ese rostro lleno de dulzura y ternura.

-soy un amor, y me amas yo lo se…-le regalo una sonrisa a Yuto quien solo rolo los ojos.

-ya quisieras! Enano!-jalo una de sus mejillas, chinen hizo un, puchero y miro asesinamente al mayor-vuelves hacer eso y te arrastro por el suelo utilizándote para tapete de mis pies.-


Yuto retrocedió dos pasos, no quería comprobar lo que el menor le decía, prefería ser humano y no tapete para pies, como que eso no se le daba.-

-bueno como sea, por cierto hoy te presentare a mi novio solo para que veas que eres importarte.-le dijo chinen con una sonrisa, Yuto se quedó paralizado por unos instantes, pues nunca pensó que chinen tuviera novio en vez de novia, pero era chinen, de él podía imaginarse cualquier cosa.

-para que quieres que lo conozca-hablo Yuto girándose para marcharse de ese sitio, seguido por chinen quien solo sonrió -porqué él quiere conocer a mi otro mejor amigo.-

-¿otro? Aparte de “mi” hay otro mejor amigo-interrogo el alto sin comprender aun bien las palabras  del menor-

-sí, pero esa es una larga historia y que no te contare, así que mejor ya deja de rascar y debes de estar consiente que en un rato lo conocerás, solo te pido que actúes como una persona normal-suplicó chinen ganándose una mirada mortal por parte de Yuto.

-ay si normal!, pues si actuó normal!-gruño el alto con fastidio.

-no te enojes! Que te haces viejo y te salen arrugas!-rio Chinen.-por cierto que paso con el chico que me contaste ¿que buscas? ¿Ya lo has encontrado?-pregunto el menor, Yuto solo saco un suspiro.

-no, desde ese día no lo he vuelto a ver… y pienso que quizá nunca lo vuelva a ver.-Chinen pudo percibir esa tristeza, como envidiaba aquel chico que se encontraba en los pensamientos del alto.

-no crees que ya va siendo hora de que te olvides de él, y comiences a ver en otras personas lo que en el encontraste-Yuto solo sonrió y revolvió los cabellos del menor-no es para tanto, solo que pensé que volvería a verlo pero creo no será así, puede que tengas razón y me olvide de ese desconocido.-Su tristeza fue notada por Yuri pero ya no dijo nada más.




Las horas transcurrieron con lentitud, por fin llegó la hora de salida, Yuto quería salir corriendo e irse a su casa antes de que Chinen lo atajara, pero su surte era mala tanto que cuando estaba a punto de pensar en correr el pequeño se encontraba a un lado suyo, casi arrastrándolo.

-¿Por qué yo tengo que ir?-pregunto Yuto gruñendo y rezongando al ser jalado por el menor, quien no le importo y lo siguió jaloneando, hasta llegar a la puerta de la salida.
Chinen comenzó a buscar a su novio pero no lo veía por ninguna parte-

-espera aquí, no te vayas a ir o te juro que te jalo de los cabellos!-amenazo Yuri mientras se alejaba en busca de su novio.

Yuto solo suspiro y tomo asiento en la banqueta esperando a  Yuri, más bien parecía su novio!-se sacudió al pensar lo último, “novio de Yuri” ni loco, sintió escalofrió al solo pensarlo.

Estaba hablando solo lamentándose, hasta que de pronto una voz lo saco de sus pensamientos.

-disculpa, esta es la escuela “Gauken” –levanto la vista-así es…-su vista se quedó congelada, era el… juraba que era aquel chico que vio hace 5 años.


-tu… -estaba a punto de decir algo pero la voz de Chinen lo interrumpió-Yama-chan!!! Allí estas! –Grito el pequeño Yuri abrazando al chico que respondía de nombre Yama-chan, Yuto solo lo miro quedándose con la palabra en la boca, acaso el “novio” de Yuri era al chico que tanto había buscado.

-lo siento es que me perdí…-rasco torpemente su cabeza, Chinen solo sonrío-no te preocupes, lo bueno es que ya estás aquí.-

-¿entonces él es tu novio?-pregunto Yuto verificando estar en lo correcto.

Chinen volteo a ver a Yuto quedándose un poco pensativo.

-sí, así es amigo mío!, ¿por cierto que haces allí?-pregunto chinen fingiendo ternura e inocencia, Yuto lo miro extrañado por la forma tan rara de comportarse, seguramente trataba de aparentar ser buena persona frente a ese chico.

-nada solo estaba sentado esperando a que llegaras…-Chinen solo sonrío y miro a Yamada, quien aún no entendía bien lo que ocurría


-bueno Yama-chan, él es Yuto Nakajima mi otro amigo, del que te he hablado todo este tiempo.-Agrego el menor presentando al alto a Yamada quien hizo una reverencia y se presentó con esa sonrisa que sin duda Yuto fue capaz de reconocer.

-que hermoso…-susurro siendo escuchado por el menor, quien lo miro extrañado.

-Yuto! No seas maleducado y responde a su saludo!-regaño el menor notando que este se había quedado paralizando sin dejar de ver a Yamada, Yuto salió de su transe y como pudo se reverencio avergonzado.

-lo siento, mucho gusto!-

-mucho gusto Nakajima san, soy Yamada Ryosuke, un gusto.


Hasta su voz era tan perfecta, dulce… hermosa, pensó Yuto sin dejar de mirar ese hermoso y delicado rostro.

-Yuto, ¿estás bien?-pregunto Chinen sintiéndose un poco incómodo al ver como Yuto mirada  a Ryosuke, quien solo sonreía.

-eh?-reacciono el menor, sacudiéndose la cabeza-sí, sí estoy bien… lo siento solo que ando un poco distraído!-respondió Yuto con rapidez, no quería siquiera hacer sentir mal a Yuri.

Yamada solo rio al ver la reacción del alto, se le hacía tan gracioso aquel  chico alto, era simpático eso no iba a negarlo, además de que le recordó alguien pero no sabía a quien.

Yuto se percató de que Yamada lo veía y se ruborizo, sintiendo sus mejillas arder, ese chico le causaba un revoltijo en el estómago como aquel día que lo vio por primera vez.

-bueno ahora que ya se conocen podemos ir a comer algo que les parece?-preguntó el menor de todos rompiendo ese momento incomodo que comenzaba a formarse.

-lo siento tengo cosas que hacer-rápidamente Yuto respondió, no quería estar ni un minuto más allí, junto al chico del cual se había enamorado desde que lo vio, y que cuando por fin lo había encontrado ya era de alguien más y no solo eso, sino que era de su amigo.

Chinen se quedó asombrado por la forma de actuar de Yuto, y sin decir más este se marchó.

Yamada solo lo siguió con la mirada, ese chico se le hacía tan interesante y lindo.

-valla pero que gracioso y lindo es tu amigo-la sonrisa de Yamada lo delataba, Chinen miro al mayor fingiendo molestia.

-ey! Soy tu novio!-Yamada revolvió los cabellos del menor.

-si lo sé, pero tú sabes a la perfección que lo nuestro no es real.-Chinen solo sonrió.

-lo sé, pero Yuto es mío!-hizo un puchero, Yamada miro a Chinen tomando eso como una broma, sin saber que esta vez las palabras de chinen eran reales y serias, sin en cambio Yamada no lo vio de esa forma, Yuto le llamaba demasiado la atención y no lo dejaría ir tan fácilmente.
Yuto corría con rapidez, su corazón latía rápidamente, realmente una parte de él quería quedarse pero la otra no.


-supongo que mi búsqueda llego hasta aquí…-murmuro con pesar, ya no había nada más que buscar.-valla tan cerca que te tuve y a la vez tan lejos.-Dejo que sus pasos lo guiaran hacia su casa.




La mañana llego helada, estaba nevando demasiado, se levantó con suma flojera hoy su día no tenía motivo alguno, saco un bostezó y miro por la ventana la nieve caer, tocando ese frio piso al momento que se derretía.

-valla pero que frio tan diferente… esta vez no es cálido.-sabía que se sentía así, porque su motivación de sonreír todas las mañanas se había acabado, suspiro débilmente.

Seguramente hoy no iría a la escuela, el día estaba demasiado triste y aun tenia flojera de siquiera levantarse, tenía planeado quedarse en cama todo el día y solo pararse para ir a comer y después regresar para volver acostarse.

-pero que inteligente soy!-sonrió para sí mismo planeando su día, todo sería perfecto. Se levantó tomando una toalla y se metió a su baño, primero se daría una calientita y deliciosa ducha para así descansar mejor.

Estaba sumergido en su calientita agua, cerró sus ojos levemente descansando de todo, paso así como media hora.

-YUTO!!!!!-escuchó su nombre resonar, abrió los ojos rápidamente asustándose un poco, suspiro al notar que estaba en la tina del baño y que quizá solo fue un sueño aunque juraba que esa molesta voz era de su amigo Chinen, pero como sería el, si estaba ahorita en su casa lejos de todo enano perturbador.

Como pudo se salió de la tina enjuagándose, se colocó una toalla en su cintura y salió de esta, ahora si a cambiarse, iría a comer y después volvería para dormir un poco más.

Todo era perfecto hasta que miro dos bultos en la cama que lo observaban detenidamente, no sabía cómo tomar esa miradas, juraría que ambas se lo comían pero quizá solo era su imaginación en cuanto a eso, se tallo los ojos y volvió abrir los ojos pero allí seguían. El conocía a la perfección a esos dos bultos!

-¿q… que hacen aquí!?

Pregunto Yuto incrédulo aun por lo que sus ojos veían, el más pequeño se movió y se levantó, mirando de una forma no precisamente sana al alto.

-no fuiste a la escuela, tú tienes la culpa!!!!!-grito a la vez demandante y avergonzado por ver en esas fachas a Yuto, jamás pensó que lo vería así.

-¿y eso que tiene? Soy libre de faltar!-reclamo Yuto, Chinen habría dicho mas pero realmente el ver a Yuto así, le causaba una muy grande tentación y juraba que si Ryosuke no se encontrara allí, violaría allí mismo al alto.

-¿QUE TANTO ME VEZ?-gruño Yuto incómodamente, además de que se metían como intrusos, tenía que soportar miradas extrañas.

-nada jirafa! Ya cámbiate que das vergüenza ajena, mejor tapa esas miserias!-hablo Yuri tratando de ser el mismo, no podía dejar que el alto se diera cuenta de lo nervioso y loco que lo puso.

Yuto sintió un poco de alivio por la forma de hablar de Chinen ya se había asustado, pero gracias a que Yuri seguía siendo el mismo que lo odiaba, porque ni siquiera quería pensar en que le “gustara” a Yuri, pero toda calma se fue a la basura sintiendo una mirada que casi traspasaba su cuerpo, giro la mirada encontrándose con esos ojos almendrados, que lo veían con ¿deseo?, no sabía cómo describirlo, sintió sus mejillas arder y se volteo rápidamente a buscar algo de ropa.

Por fin después de minutos que para él fueron eternos termino de cambiarse, ahora si pediría una explicación del porque esos dos estaban allí, no tenía tanto inconveniente con Ryosuke, solo que  era novio de chinen y eso lo terminaba por martirizar.

-ahora sí, ¿Qué hacen aquí?-pregunto Yuto sin rodeos, chinen solo rio por la forma de hablar de Yuto, al parecer quería sonar molesto.

-venimos a visitarte, y como no fuiste a la escuela te vine a ver.-fue la corta respuesta que dio chinen-aaaahhh y se me olvidaba algo, ya deja de preguntar!-Yuto solo hizo un gesto lleno de fastidio, no discutiría mas.

-bien ya ni modo, ya están aquí… díganme que es lo que quieren hacer?-pregunto Yuto sin mucho ánimo, Chinen solo rio y le enseño una botella-

-jugaremos a la botella-Yuto observó desaprobando totalmente ese juego, sin en cambio sabía que no haría cambiar al menor, así que ya ni modo.

-bien… ¿Quién empieza?-pregunto Yuto mirando ambos  chicos.

-yo-

Grito Chinen entusiasmado, al momento que giraba la botella. Esta vez le tocaba ordenar a Yamada.

-bien Yama-chan, que quieres verdad o reto?-pregunto chinen

-mmm… reto-Respondió el mayor con una sonrisa.

-te reto a besarme.-Yamada se quedó un poco paralizado al  escuchar aquello, que es lo que realmente pasaba por la cabeza del menor.

-¿besarte? ¿Cómo porque pedirías a tu propio novio que te besara?-pregunto Yuto a chinen, esto calo en Chinen, el alto tenía razón… el aun no sabía nada.

-ja ja ja ja… es broma!-dijo chinen rápidamente fingió reírse.-Te reto a quitarte la camisa.-Yamada esperaba algo más peor, así que solo rio y comenzó a desabotonarse la camisa ante la atenta mirada de ambos chicos.

Y así paso una hora entre retos y verdades que se decían y hacían, esta vez le tocaba a Ryosuke mandar a Yuto.

-¿verdad o reto?-Yuto analizo un poco y dijo.

-verdad.-Yamada solo sonrió,

-¿tienes novia?-pero qué clase de pregunta era esa, pensó Yuto aun así respondió.

-no, no tengo.

Con aquella respuesta Yamada quedo más que satisfecho, eso le daba oportunidad de acercarse al alto, Yuto giro la botella y le toco mandar a chinen.

-verdad-respondió Chinen sin esperar a que Yuto le preguntara, ganándose una mala mirada por el alto.

-mmm… ¿Por qué me molestas tanto?-valla pregunta, Chinen sonrió y respondió como si nada.

-porque me gustas.-Yuto casi se ahoga, esta vez la broma de Chinen sobrepaso sus límites, acaso no tenía vergüenza al decir ello, Yamada se encontraba allí.

-Deja de bromear…-Chinen solo rio.-tú lo has dicho, en fin ya respondí tu pregunta., me toca-y sin  esperar respuesta giro la botella.

-verdad-Dijo Yamada, chinen lo miro directo a los ojos.

-¿te alejarías de mi si hubiera alguien más que te gustara?-esta vez el rostro de Yuri era serio, Yamada pensó aquello y con aquella calmada sonrisa respondió.

-no, jamás me alejaría de ti porque ya eres importante en mi vida-

Chinen sonrió lanzándose a los brazos de Yamada quien solo correspondió acariciando los cabellos del pequeño, Yuto miro aquello bajando la mirada, tendría que alejar a ese chico de sus pensamientos, el ya tenía alguien a quien amaba demasiado.

Se levantó y salió de allí, iría por un poco de agua, Yamada solo lo siguió con la mirada hasta que este salió completamente del cuarto.

-Chinen… quiero conocer a Yuto, ayúdame!-pidió Yamada al encontrarse a solas con Yuri.

-Ya lo conoces.-Respondió el menor tratando de evadir lo que realmente Yamada le estaba pidiendo.

-sabes a lo que me refiero, quiero tratar más  Yuto pero como algo más que amigos…-

-¿Por qué? ¿Qué interés tienes en Yuto?-Pregunto Yuri con demasiada seriedad, Yamada lo miro con la misma seriedad.

-me gusta, me gusta demasiado!-Yuri se quedó impresionado por las palabras de Yamada, jamás había escuchado hablar así al mayor, realmente Yuto le interesaba… una parte de él estaba feliz porque por fin Ryosuke tomaba alguien enserio, pero la otra se negaba rotundamente, pues él estaba enamorado de Yuto desde hace mucho, y solo esperaba a que el alto se cansara de buscar a ese dichoso chico del que se enamoró y que ni siquiera conocía. Y ahora Ryosuke así como si nada quería intentar algo con Yuto.

-yo…-Yuto entro con dos vasos de jugo en sus manos, quedándose un poco asombrado por la incomodidad que se sentía en la atmosfera entre esos dos.

-les traje un poco de jugo, mi mama dice que si quieren comer algo.-Hablo Yuto interrumpiendo.
Yamada lo miro y le regalo una sonrisa agarrando el jugo.

-gracias Nakajima-san…-Yuto solo se ruborizo y le entrego el otro a Chinen quien sólo lo tomo sin decir ni una palabra.

-bien, ¿quieren comer algo?-Chinen solo negó y se puso de pie

-debo irme, tengo otro compromiso… Ryosuke ¿vienes?-Yamada lo miro y se puso de pie asintiendo, el sabia el porqué de la forma de actuar de Chinen, sin en cambio no lo lograba comprender, tan malo era que le gustara Yuto-

Yuto no dijo más, solo los acompaño a la puerta, Chinen  salió sin decir nada, Ryosuke agradeció y salió tras el menor.

El alto cerro aun sin comprender que es lo que había sucedido mientras él fue por agua, que habría pasado entre esos dos. Tenía curiosidad pero sabía que a veces había peleas de parejas, que raros eran.

Pensó Yuto subiendo a su habitación, al estar solo respiro profundamente reflexionando sobre lo que ocurrió el día de hoy, y sobre todo por lo que vivía día con día buscando alguien sin pensar que quizá esta persona ya tenía alguien más en su vida.

El problema no era que me gustaba, eso no importaba. Lo importante es que era novio de mi mejor amigo, suspire y cerré los ojos esperando poder dormir aunque sea un poco, lo necesitaba ahora más que nunca.        




“Mis manos sostenían esas suaves y cálidas manos, sentí esa felicidad irradiar de mi ser, detuve mi paso y mire a la persona que se encontraba a un lado mío, me acerque a su rostro y lo vi a él, era Ryosuke, Yamada Ryosuke y sin esperar más me beso, yo solo lo tome de la cintura acercándolo más a mí, correspondí comenzando a introducir mi lengua, sin lugar a dudas ese sabor me encantaba…”




Continuara...

4 comentarios:

  1. Bueno son las 3:45 am apenas vi tu fic y oh por dios espero que regreses para quedarte, dormire un rato y al despertar lo leere a conciencia y te dire que tal te quedo 💛 ✌ yo ectrañaba tus fics jejeje

    ResponderEliminar
  2. Puff y recontra puff, fue maravilloso en sentimiento de yuti aunque al parecer se hará un sin fin de controversia aquí, solo espero que chinen lo entienda o son hombres muertos jajajaja aunque si yamada tiene a yu-chan como quiere no creo que le moleste tanto morir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pd.- me quede picada, tengo ganas de más yamajima ewe lo deseo@.@ me encanto espero conti!

      Eliminar
  3. TwT ¿Cómo lo dejas ahí? Quiero saber lo que hay realmente entre Chinen y Yamada, por qué fingen ser novios?! Pobre Yuri, ;-; el amor de su vida no le corresponde... pero es que el yamajima no puede separarse, es obra del destino *u* espero con ansias la continuación~

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario