viernes, 3 de abril de 2015

Solo Dejate amar "Capitulo 5 "


Autora: Sakura
Pareja: Yamajima, InooDaii, Takachii, Yabutaro, Hikato
Género: Yaoi, Angust, Lemon
Extensión: Sin concluir


Nota; Hola *--* Bueno vengo a publicar esta continucaion, lo mas seguro es que ya ni lo reordaran xD pero en fin espero les guste :p es un fic  que no actualizo desde hace años ufff lo releii y dije como puedo dejar este fic asi D: uwu asi que aqui esta la continucaion :33 espero les guste sin mas me retiro .... :DDD




Capitulo 5


-será mañana cuando salga de la escuela……..pero si el chico se te pusiera bravo sacas una de estas- 

le respondió Yabu sacando una navaja.-y sin remordimiento lo apuñalas……..entendiste.

-hai…..espero que no suceda eso ya que me quiero divertir un poco con el……

Dijo aquel hombre relamiéndose los labios lascivamente.








Yamada se encontraba mirando por la ventana, de pronto una presencia llamo su atención.

-Yuto… -

Susurro al ver como este llegaba al salón, recordando lo que sucedió el día anterior, Keito y él se estaban besando. Rápidamente desvió la ventana nuevamente hacia la ventana, no entendía porque sentía coraje y a la vez tristeza, que significaba.

Yuto se encamino hacia su lugar no sin antes mirar de reojo al mayor, quien se encontraba mirando por la ventana, lucia tan… hermoso. Negó rápidamente y se dirigió a su lugar con prisa, que rayos estaba sucediendo con él, desde cuando veía a Yamada como algo bello, como algo…

-Indispensable en mi vida-

Susurro en un murmullo, sin control alguno se dirigió al lugar del mayor.

-Yamada, podemos hablar?-Pregunto con seriedad.

Yamada alzo la vista encontrándose con aquellos ojos negros, cuando fue que le parecían tan hermosos, un pequeño rubor apareció en sus mejillas desviando rápidamente la mirada, no quería que el alto se diera cuenta de aquello, así que solo asintió y siguió al menor, ambos salieron del salón ante la atenta mirada de Keito, quien solo bajo la mirada con tristeza.

Ambos caminaban en silencio, era algo incómodo pero realmente Yamada no sabía que decir, no entendía por qué Yuto lo saco del salón, estaba en sus pensamientos hasta que el menor lo saco de ellos.

-No quiero que le digas nada a mi padre.-

Lo miro con seriedad, Yamada entendió a lo que se refería.

-Si solo para eso me trajiste aquí, no era necesario. No pensaba decir nada, no es algo en que deba meterme… es tu vida, el hecho de que tengas pareja no tiene nada que ver conmigo.

Respondió el mayor con un poco de fastidio.

-Keito! No es mi pareja!... eso fue…

-no tienes que explicarme nada, no soy nadie para juzgarte.
Interrumpió a Yuto.

-No te estoy explicando, solo no quiero que te hagas malas ideas.

Dijo un tanto avergonzado, era verdad porque tenía que explicarle a Yamada.

-No tengo porque hacérmelas, no es como si fuera algo tuyo…

Murmuro esto último en un hilo de voz, Yuto logro escuchar aquello, y sin pensar logro decir.

-¿Por qué querría que fueras algo mío? Jaja eres torpe, además estas bajo!, no entiendo como no creciste!.

-Yo tampoco me fijaría en alguien como tú, eres engreído, prepotente y demasiado tonto.

Se defendió, Yuto lo miro elevando una ceja, como se atrevía a ofenderlo a él, alguien superior.

-Ah? Que dijiste? Como te atreves hablarme así.

-Simplemente me defiendo, no tengo porque aguantar tus insultos.

Respondió desviando la mirada, Yuto lo miro con mirada fulminante, Yamada sonrió leve. El menor al notarlo, cambio su expresión de enfado por una torpe sonrisa, no entendía como había odiado tanto alguien que jamás le había hecho daño alguno, al contrario sabía que Ryosuke era un buen chico.

-Creo que es hora de regresar a clases…

Dijo Yamada girándose pero sorpresivamente fue tomado por el brazo, sintiendo como Yuto lo retrancaba a la pared.

-¿Qué sucede?

Logro preguntar el mayor con dificultad, Yuto no sabía que decir ni el mismo sabia porque había hecho aquello.

-Yamada porque me odias?

Que idiota, porque dijo aquello, más tonto no podía ser.

-Eh!? –Qué clase de pregunta era aquella, pensó Yamada.

-yo… no te odio, jamás lo hecho… tú eres el que me odia.-

Finalizo bajando la mirada, Yuto sabía que eso del odio solo se debía a su madre.

-Lo hago porque mi padre te quiere más a ti, porque siempre fuiste primero que yo! Por eso te odio-

Se exalto, Yamada saco un pesado suspiro.

-eso no es verdad, para tu padre siempre has sido primero, pero tú eres el que te alejaste de él, cuando platicábamos él y yo, siempre hablaba de ti, de que te habías convertido en un chico muy elegante, y digno de llevar el apellido Nakajima, no sabes cuánto te quiere, él es feliz de tenerte.

-No es verdad.-

-si lo es, él te ama mucho. No sabes cuánto daría por tener a mi padre a mi lado, tu que lo tienes no desperdicies aquella oportunidad, el en verdad te quiere.

-no es verdad mientes!!! Mientes!!!-Grito Yuto alejándose del mayor, se había alterado. Ryosuke era un entrometido.

-Yuto…-

Este se giró, al escuchar su nombre, en aquellos labios. Sintió esos pequeños brazos rodear su cintura-

-¿Qu… que crees que haces?

Pregunto nervioso, Yamada solo sonrió.

-Te abrazo, no es obvio.

-eso lo sé, pero ¿Por qué?

-Porque… por fin estoy conociendo al verdadero Yuto.

Se separó un poco de el para mirarlo a los ojos.

-Ni te hagas ilusiones, solo por esta vez dejare que me abraces.

Trato de hablar como siempre, como era posible que Yuto lo calmara tan rápido y sin decir nada abrazo a Yamada, ambos se mantenían abrazados, no deseaban separarse, era un sentimiento tan lleno de calidez.

-Ryosuke….

Yamada se sorprendió, por primera vez lo había llamado por su nombre, así que solo atino a mirar al alto, quien comenzó acercarse, el mayor no sabía qué hacer, acaso quería besarlo?

Estaba a escasos sentimientos de su rostro, su respiración se podía sentir hasta que de pronto la voz de alguien los interrumpió.

-Yuto!!!

Se separó inmediatamente, girándose.

-Keito… que haces aquí?

-vine a buscarte, porque interrumpí algo?

Pregunto un tanto confuso, Yuto se ruborizo un poco al recordar lo que estaba a punto de hacer.

-Yo… los dejo solos.

Dijo Yamada comenzando alejarse, Yuto no sabia que  hacer, por un lado quería que no se fuera Yamada, pero que pensaría Keito, cuando siempre le dijo que odiaba al mayor.

-no que odiabas a Yamada?

Esa pregunta calo en Yuto, acaso los había visto?-

-CLARO QUE LO ODIO!-

Respondió con rapidez.

-Parecían estar muy cerca, no será que…

-basta Keito, deja de decir estupideces, porque tendría que gustarme el protegido de mi padre! 

Además no tengo porque darte explicaciones.


Dijo con molestia, y sin esperar comenzó a caminar.

-Sigues mintiéndote a ti mismo…

Susurro Keito  con debilidad, tomando su paso para seguir al menor.

-Lo sabía, yo no soy nada para ese idiota!.-

Susurro Yamada con debilidad, que se había quedado escondido para escuchar aquella conversación, pero porque le dolía tanto?


Chinen fue a buscar a Yamada, se había retrasado mucho, iba tan sumido en sus pensamientos que sin fijarse topo con alguien.

-Gomen… se disculpó-

-Chinen…

-eh… Takaki…

Murmuro bajando la mirada con timidez.

-Yo…

-lo siento debo irme, Yama-chan me espera.

Y eso fue suficiente para que Yuya sintiera su sangre hervir, odiaba tanto que Yamada siempre estuviera con Chinen.

-suficiente! Me vas a escuchar.

Dijo Yuya tomando al menor del brazo y lo jalo.

-No quiero escucharte! Suéltame!!-

-No lo hare! Quiero explicarte lo que sucedió… yo te be…

-cállate! No quiero, no quiero …yo siempre te he odiado, no qui..

Pero fue callado nuevamente pero esta vez por los labios del mayor, quien ya se había desesperado por la manera tan infantil de reaccionar de Chinen, estaba por separarse pero grande fue su sorpresa al sentir que chinen le comenzó a responder. Sonrió entre sus labios y también comenzó a responder de una manera dulce, bajando sus manos hasta la cintura del menor apegándolo mas a su cuerpo, sintiendo como esas pequeñas manos lo abrazaban por el cuello.

En otro lugar un chico reía de forma sínica y maliciosa.

-No puedo esperar.-

-que quieres decir?

-que quiero que ese tal Yamada, este cuanto antes aquí, deseo poseerlo ya

Relamió sus labios nuevamente, el otro solo sonrió tomando asiento en su sofá.

-Aguanta un poco, mañana será el gran día, recuerda que tienes que tener bien en cuenta todo el plan, nada puede fallar, quiero a ese idiota vivo, yo mismo hare que sufra.
Su mirada se tornó fría y odio.




****

Yamada salió del colegio, ya era hora de salida. Se sentía realmente estresado, su día había sido uno de los peores, definitivamente estaba feliz con el Sr. Nakajima, pero no quería ser humillado más, por eso cuando tuviera un trabajo y dinero, se iría de casa, para no volver nunca más, no quería ver más a Yuto ni a su madre.

Al llegar subió hasta su habitación, no tenía ánimos de nada y mucho menos deseaba ver a la bruja ni a su hijo. Cerró su habitación y se fue a recostar mirando el retrato de sus padres.

-son injustos, porque me dejaron solo… si tan solo hubiesen sobrevivido mi vida seria totalmente 
diferente.

Susurro en un hilo de voz, ya no aguantaba más, sabía que siempre se había hecho el fuerte, pero su fortaleza se estaba acabando y en un momento acabaría destruido.

Yuto llego a casa, subiendo hasta su habitación no sin antes mirar de reojo la de Ryosuke, tanto le importaba el mayor, que lo había estado observando en todas las clases, sin dejar de pensar entro en su habitación.

Al llegar la noche, Yamada no quiso bajar a cenar, y Yuto tampoco, ambos por la misma razón de no quererse ver.


El día siguiente llego, Yamada se había despertado más temprano no quería ver a Yuto, caminaba hacia el colegio, con la mirada pedida hasta que vio a Chinen no muy a lo lejos, a paso apresurado se acercó.

--Buenos días chinen-

Saludo alegremente, Chinen lo miro y sonrió.

-Hola Yama-chan.-

Yamada lo miro extrañado, chinen lucia demasiado diferente, tenía un brillo en sus ojos, y parecía más alegre que de costumbre.

-Chinen paso algo que no sepa?

Pregunto con curiosidad, Chinen lo miro un poco ruborizado.

-Yuri espérame!

Esa voz la conocía a la perfección, Yuya había llamado a Chinen por su nombre… era algo realmente extraño.

-Yuya…

-Hola Yama-chan.-

-Hola Takaki… emm…

Estaba por decir algo pero fue nuevamente interrumpido por Yuya.

-Bueno creo que esta vez te robare a mi pulguita, nos vemos.-

Y sin dejar a chinen hablar se lo llevo, Yamada observaba todo esto con extrañes.

-acaso dijo mi pulguita ¿su pulguita?

Sonrió leve y siguió su camino.






Así transcurrió la tarde, entre miradas secretas de Yuto hacia Yamada, y al contrario.  La ultima clase término, todos se pusieron de pie y salieron del salón. Yamada tomo sus cosas y salió, ante la atenta mirada de Yuto, definitivamente tenía que hablar con Yamada y sin esperar salió corriendo tras él.

Caminaba de prisa no quería encontrarse con Yuto, salió de la escuela hasta que esa voz lo detuvo.

-Yamada… espera.-

Yamada se hizo el sordo y siguió caminado, pero fue jalado por el brazo.

-qué quieres Nakajima?

Pregunto con tono molesto, Yuto sintió la decepción, al ser llamado así.

-yo… quiero…

Pero fue interrumpido nuevamente.

-gracias Nakajima Kun por tu cooperación-se escuchó una voz tras él.

-eh-Logro pronunciar Yuto, al momento que lo golpeaban por la espalda cayendo inconsciente al suelo.

Yamada se asustó, mirando tres hombres rodearlo.

-Yuto… --Se acercó rápidamente al menor.

-Quienes son ustedes?... como se atreven hacerlo daño, no se los perdonare.

Dijo Yamada tratando de darle un golpe, pero aquel hombre lo esquivo satisfactoriamente.

-acaso no te das cuenta? Él es nuestro cómplice.-

Mintió, dejando a un desconcertado Yamada.

-eh?

-El té quiere lejos de su vida, tu eres el recogido! No lo entiendes él te odia!

Dijo aquel hombre riendo a carcajadas, Yamada se quedó sin habla por un momento y ese fue el momento que aprovecho uno de ellos golpeando al menor por atrás, quien callo inconsciente.

-Vámonos.

Tomaron el cuerpo del menor, subiéndolo a una camioneta.

-misión cumplida-

Dijo uno de ellos mirando al inconsciente cuerpo, los otros solo rieron con malicia y siguieron su camino.




-Ryosuke…

Murmuro Yuto comenzado a despertarse.




Continuara...

8 comentarios:

  1. -Bueno creo que esta vez te robare a mi pulguita- <---- Se me salió un Kyaaaa!! cuando leí esa parte y mi madre me miró raro xD

    ¿Quién se llevó a Yama-chan? D:
    Por favor, continúalo pronto~

    ResponderEliminar
  2. Oh nee-chan, yo tengo que empezarlo desde el principio!!!! lo hare en seguidita y volvere para comentar *A*

    ResponderEliminar
  3. Por que todo el mundo odia a yama-chan??? ;A; que cosa tan mala se supone que hizo? Awww neechan esta super interesante debes continuarlo!!! Yo esperare la conti pronto! *A*

    ResponderEliminar
  4. Ya llevo mucho esperando conti y nada u.u 😧😦😭

    ResponderEliminar
  5. Ya llevo mucho esperando conti y nada u.u 😧😦😭

    ResponderEliminar
  6. Llevo mucho esperando conti pleace conti ����������������������

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario